13 de noviembre de 2015

Copic Airbrush Background Tutorial


♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥


Hola a tod@s, buenos días y bienvenidos. Soy Elena F.
Hoy es viernes 13 y toca TUTORIAL así que la entrada va para largo.

Aprovecho la ocasión para felicitar de parte de todo el equipo a nuestra compañera Aurora que hoy es su cumpleaños. 

Qué vamos a ver hoy?; bueno pues vamos a hacer un fondo con el aerógrafo y con plantillas de acetato. Da igual que las plantillas sean de estarcir o de mixed media o cualquier otro tipo que tengáis.

Empecemos pues. Podéis pinchar en cada foto si la queréis ver más grande.
Sobre cada foto os voy a poner la explicación de lo que vamos a ir haciendo durante el proceso para que lo podáis entender mejor.

Necesitaremos para empezar lo siguiente: Un aerógrafo y el adaptador de pistola para rotuladores copic (aprovecho para aclararos una cosa; la pistola está diseñada para utilizar con los copic Sketch pero con un poco de tacky o glue dots podéis adaptar perfectamente los Ciao a la misma pistola), film adhesivo para enmascarar, papel para colorear, la imagen a colorear (yo he utilizado un sello de goma; otro día os explico como podéis hacerlo con digis), tinta Memento para el papel, tinta stazon para el film de enmascarar, las plantillas con el diseño a vuestro gusto y otros varios como tijeras, lámina de acetato o plástico para empaquetar, posicionador de sellos para estampar....


Comenzamos cortando un trozo de nuestra lámina adhesiva de enmascarar. Existen varias opciones, con el plástico trasero incluido como una pegata o sólo la lámina como en mi caso. El trozo que cortamos lo pegamos lo mas uniformemente posible sobre una lámina de acetato u cualquier plástico de bolsitas de empaquetar que no necesitemos para otro fin, porque lo vamos a cortar y una vez posicionado el film sobre el dibujo, es la parte que vamos a tirar; como en una pegatina, es solo para no estar sobando la parte adherente del film de reserva en todo momento ya que luego no nos va ha pegar sino. Nos aseguramos de no dejar burbujas de aire; o por lo menos dejar las mínimas posibles.

Podeís utilizar también goma de enmascarar en vez de film, aunque es un poco diferente; a ver si os puedo preparar otro tutorial para que lo podáis ver.


Estampamos con la tinta Stazon (porque una vez seca es una tinta resistente y permanente en cualquier superficie) nuestro sello sobre el film.


Recortamos todo el contorno del sello por la mitad de la línea delimitadora del contorno (otro día os explico las diferencias entre hacerlo al medio; por fuera o por dentro de la línea y los resultados diferentes). Este precisamente no es un sello fácil de utilizar con esta técnica porque tiene muchos recovecos y líneas muy finas en algunas zonas, pero como era el que tenía del patrocinador de este mes en Copic, pues había que apañarse. De todos modos os aconsejo que sobre todo si lo vais a intentar por primera vez elijáis un sello sencillo.


Sobre el papel que utilicéis para colorear estampar el mismo sello con la tinta Memento (era tan obvio, que se me olvidó sacar la foto) y después de "pelar" como una pegatina nuestro film, lo pegamos con cuidado de hace coincidir todas las líneas sobre nuestra muestra impresa en papel ANTES DE HABERLA COLOREADO. Luego os explico por qué prefiero hacerlo así y no después de haber coloreado el sello aunque se puede hacer igualmente.


Empieza la parte divertida. Ponemos en la pistola el rotulador elegido (yo he utilizado azules y lo he ido haciendo del más claro al más oscuro; da lo mismo hacerlo a la inversa, pero el margen de error a la hora de corregir es más pequeño y luego veréis por qué), ponemos en marcha el aerógrafo y a jugar.
Si no tenéis aerógrafo, podéis utilizar unas botellitas de aire comprimido que vende Copic. Son útiles si queréis colorear pequeñas cantidades o no disponéis de un enchufe, pero se agotan bastante pronto y salen un poco carillas, todo hay que decirlo ;)

Yo tengo por costumbre recargar los rotuladores siempre antes de utilizar esta técnica y no es por quedarme sin tinta en el proceso, que no tiene ninguna importancia; es porque las puntas están más empapadas (utilizamos la biselada) controlas mejor el chorro (hay distintas técnicas para aplicar la pistola pero no podemos entrar ahora en eso) y el resultado es mejor.


Una vez que tengáis a gusto el contorno con el primer color que en mi caso es el BG000 el resultado es este:


Cambiamos de color para ir coloreando hacia el exterior de nuestro dibujo. Yo he elegido B91. Con esto me ha parecido suficiente para la primera fase de nuestro fondo. He preferido reservar colores más oscuros para ir añadiendo detalles.


Posicionamos sobre nuestro diseño (no se os ocurra remover el film trasparente aún) la plantilla que nos guste para ir añadiendo detalles a nuestro fondo. En mi caso es un cielo estrellado. He ido dándole toques con el aerógrafo sobre cada hueco de estrella en un tono azul más oscuro. B21. Podéis hacer ráfagas horizontales sobre toda la plantilla pero en este caso es una pérdida absurda de tinta hacerlo así.


Retiramos la plantilla de acetato y la limpiamos lo antes posible. Podéis utilizar un paño o un papel de cocina impregnado en alcohol normal y corriente de 90 o de 70 grados.
Hay quien dice que si siempre utilizas las plantillas en las mismas técnicas ho hay que limpiarlas porque van adquiriendo consistencia. Yo soy incapaz de dejarlas sin limpiar; me duelen los ojos verlas sucias y si no las limpio reviento. Otra razón importante además de la estética es que yo no utilizo siempre las plantillas para las mismas técnicas.


Como he decidido hacer un halo alrededor de la varita del hada, he cogido mi siguiente plantilla y con el B93 he ido cubriendo los huecos de las estrellas como en el paso anterior hasta que me ha gustado el resultado.


Esta es la foto de nuestro fondo acabado por el momento y sin haber quitado aún el film transparente que hemos utilizado para hacer nuestra reserva en el dibujo.


Ahora SI; retiramos con cuidado nuestro film de enmascarar que hemos pegado sobre el dibujo y observamos dónde tendremos que retocar, como por ejemplo en la zona del cuello, en la zona lumbar entre espalda y ala y también en los pies, donde está el hilo que sujeta los cascabeles (por eso es mejor utilizar un sello más sencillo). Era más sencillo colorear después esas zonas tan pequeñas.


Y ahora os muestro POR QUÉ prefiero colorear el dibujo después de hacer el fondo. Aunque el film sea bueno, os diría que SIEMPRE, pero lo dejaremos en CASI SIEMPRE se levanta alguna partícula de papel. Si el dibujo ya estaba coloreado eso SE NOTA; si no estaba coloreado NO se NOTA una vez que lo coloreeis. Os lo aseguro.

 Veís en la zona de la falda donde la cintura unos pequeños restos de la capa superior del papel que se han quedado pegados al film de enmascarar?????....bueno pues da igual la marca de papel que utilicéis y la del film; cuando tiene que suceder, sencillamente sucede. Evitar un disgusto y hacerme caso; colorear el digi AL FINAL.

El último paso es retocar las pequeñas imperfecciones que os hayan podido quedar al lado de alguna línea como os he mencionado antes y retocar el contorno de la varita mágica, que he decidido iluminarla con amarillo; pero esto ya lo hacéis coloreando con el rotulador, como hacéis siempre.



Si aún estáis ahí os felicito y sobre todo os agradezco que lo hayaís hecho, porque si alguna vez os ha tocado hacer un tutorial sabréis el montonazo de trabajo que da hacerlo.


Aquí la tarjeta que he hecho para la ocasión. Espero que os guste. Mañana más detalles en mi blog. Os pondré los colores que he utilizado para colorear el digi y os pondré alguna foto con más detalle de cómo he utilizado otra plantilla pero esta vez con técnica mixed media para hacer la ventana y fotos del interior y exterior de la tarjeta.




Aprovechad que ya no queda nada para el fin de semana.
Happy scrapping y happy colouring