12 de diciembre de 2015

Tutorial: Pintando en kraft

Hola, soy Virginia. Hoy os traigo el tutorial para que podáis hacer una pequeña libreta en cartulina kraft. No os llevará demasiado tiempo y el resultado, desde mi punto de vista, es más que aceptable para tener un pequeño detalle un poquito especial con aquellas personas a las que aprecias de verdad y para las que, por desgracia, no puedes gastarte todo el dinero que quisieras.

Los materiales a usar son bien pocos: cartulina kraft (cuando tengo problemas para encontrarla, que es bastante habitual, uso las subcarpetas que venden en la papelería), un lazo, cordón o hilo fuerte, cinco o seis hojas A4 en blanco y, por supuesto, nuestros Copics y el sello elegido.

Lo primero de todo es decidir el tamaño de nuestra libreta ( en mi caso es un A5) e imprimir o estampar el sello que queramos utilizar en ella.Yo he elegido en esta ocasión un sello de Saturated Canary. A partir de este momento, empezamos a colorear.

Los colores que voy a utilizar, para que los tengáis preparados si váis a seguir el tutorial, son los siguientes: 

Copic:
Cabello: E53-E57-E47
Piel: E13-E00-E000-R20
Vestido, labios y vino: R39-R29-R21
Ojos: B16-B01


Al colorear en cartulina kraft es importante recordar que nuestra base no es blanca, que ya tiene un color, por lo que nuestros colores claros de Copic prácticamente no se notarán así que, yo personalmente, prefiero usar colores intensos que destaquen sobre el fondo. También debemos tener en cuenta que tiene una textura diferente al papel que usamos normalemente para colorear con nuestros Copics y que absorbe la tinta de otra manera.

Voy a empezar por lo más sencillo. Seguro que todas habéis visto montones de tutos de cómo colorear el cabello. Así que pasaremos rápidamente por ello. 

Yo siempre empiezo con el color más claro, es una manía, pero es mi forma de definir las zonas que considero de luz (que las dejo sin colorear) y las zonas de sombra. En este caso, mi color más claro será el E53. 


Después utilizaremos el E57.


Y por último, para remarcar las zonas más oscuras, un poquito de E49.



Una vez terminado el pelo, voy a por la piel. También tenéis un montón de tutoriales de cómo hacerlo así que no os voy a poder contar nada nuevo. Lo único que puedo contaros es la costumbre que tengo: primero hago el colorete, luego coloreo la piel y por último, si lo considero necesario, vuelvo a insistir un poquito en algunas zonas con el colorete o con algunas zonas de sombra, pero nada más.



Olvidaba advertiros de que en cartulina kraft es mucho más difícil conseguir los degradados de color, y más aún si no tienen numeración consecutiva, así que tendréis que insistir un poquito para conseguirlo.


También deciros que tarda un poquito en secar la tinta y por tanto, en un principio parece todo oscurísimo, pero luego se aclara. Os lo digo porque os estaréis dando cuenta de que parece que me he pasado tres pueblos con el colorete. Pues no, ya lo veréis más adelante. 


Vamos a por el vestido. Como es Navidad, el color elegido es el rojo y además un rojo intenso. Tengo que decir que me ha costado bastante trabajar con la combinación que he elegido pero sinceramente el resultado me gusta muchísimo. Es una pena que en foto no se pueda apreciar lo bonito que ha quedado.

Aquí tampoco voy a enseñaros nada nuevo: oscuro en las zonas de sombra y claros en las de luz, y tratando de degradar lo mejor posible los tres rojos.










 Después de insistir con los tres colores, éste es el resultado.


Ahora a por el truco: ¡necesitamos luz! Y para ello voy a utilizar una pintura pastel, un difumino y un poquito de paciencia.


Como ya habéis podido ver, al colorear en cartulina kraft solo con Copic el trabajo queda un poco apagado así que, con mucho cuidado y con suavidad, voy marcando un poquito con mi pintura pastel las zonas donde yo considero que debe haber más luz.




Y con mucha suavidad, voy pasando mi difumino para que quede integrada mi pintura pastel con mis Copic. Es preferible que os quedéis cortas con el blanco y tengáis que repetir el proceso a que os paséis.

El resultado sería algo así.


Y por último, vamos a rematar nuestra libreta. Ya nos queda poquito por hacer; ajustamos nuestras hojas en blanco al tamaño de nuestra portada, las sujetamos bien, agujereamos y cosemos.


En esta ocasión he utilizado un lazo de seda, auque podéis utilizar cualquier otro tipo de material que os apetezca más.


Unos pequeños detalles para terminar de rematar nuestra portada y ¡listo! Ya tenemos nuestra pequeña libreta.





Y para celebrar con vosotras mi última entrada de este año 2015 sortearé mi libreta entre todas aquellas que queráis participar, aunque deberéis cumplir dos requisitos: uno, dejar un comentario en esta entrada y dos, participar en nuestro reto de Diciembre. La ganadora, por sorteo, se anunciará el mismo día que la ganadora de nuestro reto del mes.

Espero que os haya gustado y que aprovechéis este tuto para participar en nuestro reto de Diciembre.

Felices Fiestas a todos/as.

¡Nos vemos el año que viene!